DESIGN DE PRODUCTO

Nuestros proyectos se centran siempre en el ser humano. Creemos que los productos, en sus dimensiones prácticas y comunicativas, sirven para mejorar la vida de las personas.

Desarrollamos una metodología para el proceso de design que combina procesos sistemáticos e intuitivos para solucionar los problemas del proyecto y crear productos innovadores.

Dividimos los proyectos en 5 fases: comprender, conceptualizar, crear, concretizar y comunicar. Una nueva fase solamente comienza con la validación de la anterior.

Conozca más acerca de nuestro proceso de design:

FASE 1 | COMPRENDER

IDENTIFICAR LAS NECESIDADES Y DESEOS DE LOS CONSUMIDORES

Entender al cliente, el mercado, la tecnología y las limitaciones del proyecto son los objetivos de esta fase. En cada proyecto se analiza la mejor estrategia de investigación a ser adoptada para entender los diversos factores que forman parte del proyecto.

Utilizamos varias herramientas para explorar al máximo la relación entre el usuario y el objeto de estudio. La investigación etnográfica se utiliza normalmente para comprender las verdaderas necesidades y deseos de los usuarios. Observar en lugar de preguntar, esta es la premisa básica de esta investigación.

Además de utilizar nuestros datos encuestados, los asociamos al conjunto de datos existentes en el cliente. Los datos de la investigación son organizados, clasificados y estructurados en gráficos y paneles visuales para el análisis y la identificación de las oportunidades para la solución del proyecto.

FASE 2 | CONCEPTUALIZAR

CONVERTIR LAS NECESIDADES Y LOS DESEOS EN OPORTUNIDADES

En la primera fase del proceso de design, generamos un conjunto de datos e informaciones para comprender el problema del proyecto. En la segunda fase, proponemos caminos o posibles conceptos para la solución del problema. Inicialmente, separamos los conceptos funcionales, relativos a las características prácticas del producto, y los conceptos del estilo y el lenguaje del producto. Estos conceptos son, posteriormente, reunidos en la tercera fase: crear propuestas de design.

Conceptos funcionales: crear rutas de acceso a la solución del problema buscando hacer conexiones creativas con los datos del problema, parámetros técnicos y limitaciones. Se proponen varios conceptos para el proyecto para el análisis y la selección de la mejor solución.

Conceptos de estilo y lenguaje: es a través del lenguaje que los productos se comunican con los usuarios: indican maneras de uso, comunican los valores de la marca y sus propios atributos funcionales. Creamos una guía de estilo compuesto por paneles con imágenes evocativas y connotativas de los conceptos de lenguaje. Esta guía irá orientar las elecciones estéticas y comunicativas del producto.

FASE 3 | CREAR

TRANSFORMAR LAS OPORTUNIDADES EN DESIGN E INNOVACIÓN

Basado en el design conceptual, funcional y estilístico, proponemos las soluciones para el producto. El producto final debe cumplir con las necesidades y los deseos reales de los consumidores, ser técnicamente factible, económicamente viable y satisfacer adecuadamente el posicionamiento estratégico del cliente.

FASE 4 | CONCRETIZAR

MATERIALIZAR LA SOLUCIÓN GENERANDO VENTAJA COMPETITIVA

Después de la aprobación del design propuesto, iniciamos el proyecto ejecutivo, o de ingeniería. Desarrollamos un conjunto de designs y especificaciones donde se detalla todo el proceso de producción y montaje. La fabricación de prototipos, desarrollo de proveedores, las revisiones del proyecto y la finalización de la interfaz del producto son también las actividades realizadas en esta fase.

FASE 5 | COMUNICAR

INFORMAR EL PRODUCTO AL PÚBLICO OBJETIVO

Comunicar el producto y sus beneficios, funciones y características. En esta fase se desarrollan materiales para el lanzamiento del producto y soporte de ventas, tales como catálogos, manuales técnicos, embalaje, videos, entre otros.

 

CONOZCA NUESTROS SERVICIOS.